La habilitación de salones de fiestas en modo bares sigue generando polémica luego de que se realizara este domingo un evento en el reconocido lugar Posta 36 en medio del pico de infectados. La oposición en el Concejo municipal ya tomó nota y pide detalles sobre la habilitación.  

La semana pasada, Martha Cura Catering, la reconocida empresa del rubro de Rosario, lanzó una preventa de entradas para el evento que se realizó este domingo. "Hacemos un sunset este domingo (lunes feriado) de 19.00 a 00:00 horas", decía la invitación que decenas de rosarinos recibieron por Whatsapp.

Finalmente se desplegaron livings para cuatro personas y barra libre, con tarjetas de mil pesos para las mujeres y dos mil para los varones. Como los bares no pueden cobrar entrada y a los salones de fiestas se los habilitó provisoriamente en ese rubro, podría llegar a estar infringiendo la norma. Además los participantes llegaron en vehículos particulares hasta el salón ubicado en costanera norte pasando La Florida, circulación que está prohibida por decreto para después de las 20. 

 

Eduardo Toniolli 🇦🇷 on Twitter

 

"Este tipo de avivadas generan el justificado enojo de los comerciantes y gastronómicos que cumplen todos los protocolos, y de los que aún no pueden abrir. Vamos a solicitar a la Municipalidad de Rosario que informe sobre los alcances de la habilitación del lugar, y el resultado de las inspecciones realizadas", sostuvo el concejal del Frente de Todos, Eduardo Toniolli.