En la madrugada del viernes santo, dos hermanas de 22 y 26 años murieron y otros tres jóvenes resultaron heridos cuando el auto en el que circulaban a alta velocidad chocó contra un poste de luz, en la localidad bonaerense de Lanús. Antes del choque, habían publicado un video en las redes, tomando bebidas alcohólicas en el auto y conduciendo a 160 kilómetros por hora. Por el hecho, un fiscal pidió la detención del conductor y su acompañante acusados de “homicidio y lesiones culposas”.

 

Un video en las redes, segundos antes de la tragedia

 

En Rosario, hace muy pocos días, un padre de 43 años y su hijo de 8 fueron arrollados en Ayacucho y Avenida del Rosario, tras haber sido embestidos de lleno por uno de los dos autos que corría una picada mortal. Cintia, que sobrevivió, organizó esta semana un acto en la misma esquina, en el que se pidió justicia y se pintaron dos estrellas amarillas. Se pidieron, además, penas más duras para las picadas clandestinas. Y el Concejo municipal promete abordar el tema cuando debata el nuevo Código de Convivencia, cuyo proyecto fue presentado por el intendente Javkin.

Según consignó Télam, el siniestro en la localidad bonaerense ocurrió a las 3 de la madrugada cuando el conductor de un Audi perdió el control en Lanús Oeste y chocó contra un poste de alumbrado. El impacto fue tan fuerte que desprendió el techo de un local de lotería ubicado en esa esquina y provocó la muerte en el acto de Agustina Ojea, de 26 años, mientras su hermana Denis Nicole Ojeda, de 22, falleció poco después de ingresar a la guardia de un hospital.

Minutos después del choque, Bomberos de Lanús llegaron al lugar y se encontraron con dos personas fuera del vehículo en estado de shock, y otras tres atrapadas entre los hierros retorcidos, por lo que tuvieron que utilizar herramientas de precisión para liberarlas, explicaron las fuentes judiciales y policiales.