El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus), que junto a Amsafe son los únicos dos gremios estatales que aún no aceptaron la oferta salarial del gobierno santafesino, pide la convocatoria para definir un aumento y poder encaminar el conflicto. 

“A diferencia del sector de educación, los profesionales de la salud no fuimos llamados a nueva reunión paritaria, tal cual había sido planteado por distintos funcionarios en los medios de comunicación. El gobierno provincial, mediante el decreto 2179/2021 pretende cerrar la paritaria de la ley 9282, a pesar de reconocer en el mismo que los profesionales de la salud nucleados nuestro sindicato, el mayoritario, han rechazado la propuesta salarial", explicó el presidente de SiPrUS – Fesprosa, Diego Ainsuaín.

Para el dirigente, con esta maniobra se desconoce por un lado el ámbito paritario como lugar de discusión y, por el otro, se trata de aislar a los sectores de salud y educación que en conjunto representan a casi el 70% de los empleados estatales de la provincia.

“Queda en claro que el ofrecimiento realizado por el Gobernador, está lejos de alcanzar las expectativas de las y los trabajadores. Volvemos a repetir que las finanzas provinciales están en condiciones para una mejora de la oferta que reconozca el enorme esfuerzo realizado por los trabajadores de la salud en este año y medio, permitiéndonos recuperar el poder adquisitivo de nuestro salario que nos quitaron. Y que el aumento salarial debe ir acompañado del pase al básico de las sumas en negro”, aseguró Ainsuaín.

En caso de no haber convocatorias, desde el gremio analizan volver a realizar medidas de fuerza. Vale recordar que el sector lleva dos meses de plan de lucha con paros consecutivos, sin respuestas satisfactorias por parte del gobierno provincial. “Está en juego el futuro del sistema de salud. Es urgente la necesidad que el gobierno vuelva al diálogo para resolver las necesidades del sector”, concluyó el Presidente de SiPrUS.