Aunque el foco de atención de las elecciones generales de EE.UU. esté siempre en la carrera hacia la Presidencia, los votantes también acuden en algunos estados a las urnas a expresar su opinión sobre otra serie de propuestas sobre drogas, como la despenalización de las drogas para uso recreativo hasta el derecho a voto antes de los 18 años.

Estas propuestas no se convierten automáticamente en ley, sino que dan una idea a los partidos sobre qué piensan los votantes sobre ciertos temas y luego requieren su implementación.

1.- Nueva Jersey y Arizona legalizan la marihuana 

Los ciudadanos de Nueva Jersey aprobaron con una amplia mayoría la legalización del uso recreativo de la marihuana para mayores de 21 años, además de su cultivo, procesamiento y venta al por menor. La medida fue aprobada con un 67 %.

Mientras, un 60 % de los votantes de Arizona también dijo sí a la legalización de la posesión y el uso de marihuana para los mayores de 21 años, y se permite además a individuos cultivar un máximo de seis plantas en sus residencias.

2.- Reducir penas por consumo de drogas psicodélicas (Washington DC Oregon)

Washington DC decidió también que quiere relajar las leyes en torno al consumo de drogas, pero en este caso de plantas psicodélicas, despenalizando su cultivo sin fines comerciales, su distribución y su posesión, a la vez que se solicita la suspensión de los casos penales relacionados con esas sustancias. La medida consiguió un apoyo del 77 % de los votantes.

Oregon, por su parte, decidió apoyar la compra, posesión y consumo de drogas psicodélicas en "centros de servicios de psilocibina" bajo la supervisión de personal con formación con un 56 % de los sufragios.

3.- Oregon también despenaliza la posesión de cocaína y heroína

Los votantes de Oregón se mostraron además de acuerdo, con un 60 % de los votos, con la despenalización de la posesión personal de drogas ilegales, entre ellas la cocaína, la heroína, la oxicodona y las metanfetaminas.

La medida también califica la posesión de pequeñas cantidades de drogas como una violación civil, y no un delito, con lo que sería equivalente a una violación de las normas de tráfico y se penalizaría con multas de unos 100 dólares, aunque podría evitar pagarla accediendo a recibir una evaluación de salud.