Con el sol que va saliendo se iba secando el suelo tras el paso de una fuerte tormenta sobre la ciudad este martes, tras la cual no se lamentaron accidentes mayores, aunque sí hubo dos vehículos destrozados por árboles caídos.

El total de agua caída en las últimas 24 horas es de casi 50 centímetros, de los cuales, 38 centímetros fueron en las horas de la mañana, entre las 5 y las 9, horario de mayor intensidad de la lluvia.

El Municipio recibió a lo largo de la mañana 24 reclamos de obstrucciones de bocas de tormenta, que generaron anegamientos para el tránsito y que Higiene Urbana se encontraba normalizando a lo largo del día.

El total de árboles caídos registrado es de 10 reportados por los vecinos, que “no lamentaron lesionados ni daños de consideración de viviendas, salvo la obstrucción de algún frente o del paso en calles, o caídos sobre cablerío que deja el saldo de telefonía cortada”, precisó Gonzalo Ratner desde Defensa Civil a Rosarioplus.com.

Los dos vehículos que resultaron destruidos por caídas de árboles fueron: Un Gol negro en San Juan y Balcarce, y una Ford Ranger en la esquina de Alvear y Zeballos.

 

Así quedó el Gol Volkswagen en calle San Juan.
Así quedó el Gol Volkswagen en calle San Juan.