Este martes a la madrugada, trabajadores del call center Hey Latam ingresaron pacíficamente al local de la empresa luego de la decisión del juzgado que atiende la causa de decretar la quiebra de la firma la empresa, con el efecto inmediato de dejar a 300 familias en la calle. Buscan constituirse constituirse como cooperativa para brindar servicio de atención telefónica.

La medida adoptada por los empleados "tiene el objetivo de preservar y cuidar los bienes que posibilitan la continuidad de los puestos de trabajo y poder darle de comer a las familias". "No cobramos nuestro sueldo desde hace tres meses, que nos sostenemos de la olla popular y la solidaridad: necesitamos contar con trabajo de manera inmediata para poder sostenernos, no tener que abandonar nuestros estudios y poder alimentar a nuestres hijes", indicaron desde la Asamblea de Compañeres Unidos de Hey Latam.

 

"Hemos pasado 86 días acampando en la puerta sin ninguna solución de parte de la empresa de Martín Stauffer que mantuvo un lock out ilegal. Se demostró con el fallo del Juzgado Laboral 10, que embargó las cuentas, que la empresa tiene recursos para pagarnos y hemos demostrado todas las ilegalidades de la patronal, al punto de solicitar la quiebra de Contact SA (Hey Latam) mientras continúa el negocio con el sello Key Market ", agregaron.

Además, los trabajadores le solicitaron al Estado, en todos sus niveles, el permiso para acceder a la prestación de servicios y remarcaron la intención de constituirse como cooperativa para poder trabajar de inmediato.

"Contamos con los instrumentos, la capacitación y la disponibilidad para brindar servicios a la comunidad a través del 0800, el 147 frente a la pandemia y la vacunación o cualquier otra necesidad de la población, cómo es la atención telefónica frente a emergencias, situaciones de violencia de género, entre otras ", aseguraron los empleados.