Todo empezó el lunes pasado, cuando dos jóvenes menores de edad fueron reprimidos y detenidos por la Policía en la puerta de la Dirección Provincial de Niñez. Los pibes se habían acercado a lugar como lo hacen habitualmente, pero al encontrarse con las puertas cerradas debido a una Asamblea que se realizaba dentro se encontraron con el duro accionar de los efectivos que allí desempeñan sus tareas.

Los empleados se pusieron del lado de los agredidos y organizaron un acampe frente a la dependencia para pedir respuestas por la vulneración continua de los derechos establecidos en la Ley de Promoción y Protección Integral de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes, además de mejores condiciones para desempeñar su trabajo.

A la medida de fuerza este miércoles se le sumaron los pibes que habían sido demorados en la Comisaría 2°. Y decidieron hacerlo a puro rap, cantando contra la violencia policial y en sintonía con los trabajadores. “Ellos son los que nos cuidan y venimos a hacerle el aguanta así, con música. Dejamos todo para venir acá y acompañarlos en la carpa”, dijeron a Rosarioplus.com junto a las oficinas de Ricardone al 1300.

Quienes realizan su trabajo para el área de Niñez del nodo Rosario reclaman desde hace rato más y mejores recursos, además de políticas públicas activas en materia de juventud e infancia. Denuncian que se repiten los casos de chicos con derechos vulnerados que son hospedados en hostels por el colapso de las instituciones que deben albergarlos.

Preocupación

La Comisión de Derechos Humanos del Concejo Municipal presidida por Celeste Lepratti (Frente Social y Popular) declaró su preocupación por la la denuncia realizada por los trabajadores.

“Los incidentes de público conocimiento registrados en la puerta de la Dirección Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia, de los que resultaron detenidos en forma violenta por la Policía de Santa Fe dos niños que se encontraban en esa repartición solicitando tickets de comida y alojamiento. Y donde también las/os trabajadoras/es de la Dirección resultaron agredidos por el personal policial en el marco de este escandaloso, irracional y violento operativo”, sostiene la declaración.