Los incendios hogareños no se incrementaron y los siniestro viales con heridos y personas atrapadas disminuyeron en la ciudad, con la implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus, pero se registró que una lamentable práctica que no bajó su rendimiento: la quema de contenedores de residuos.

"Por la cuarentena hay más accidentes domésticos, pero no aumentaron los incendios", remarcó Mariano Cienfuegos, presidente de Bomberos Voluntarios de Rosario, y agregó: "Los últimos incendios de edificios fueron por la explosión de un celular y la caída de una estufa a un colchón".

Un clásico del vandalismo urbano.
Un clásico del vandalismo urbano.

Según explicó el dirigente a Rosarioplus.com,  hubo una "disminución en los accidentes de tránsito con gente atrapada, porque hay menos autos circulando".

"Lo que no bajó para nada, que es lamentable, son los incendios intencionales a los contenedores de residuos", indicó el bombero y comentó que ya han expuesto dicha problemática ante las autoridades municipales. "Seguimos con el mismo promedio, cada dos días tenemos que salir a apagar dos o tres", concluyó.

Sobre la rutina de trabajo durante la cuarentena, el presidente de los Bomberos Voluntarios de Rosario comentó que el personal en las guardias de redujo a la mitad (de 12 a 6 personas) y solo se utiliza un cochebomba. Además, remarcó que se aplican todas las medidas de prevención que establece el Ministerio de Salud de la Nación.