El “Siete”, como se conoce a la Escuela de Fútbol 7 de setiembre, necesita ayuda. El club de Martínez de Estrada al 8000 sufrió esta semana un incendio que arrasó con el buffet, lugar donde se guardaban los materiales más valiosos. Este fin de semana tienen que salir a la cancha y no cuentan con los elementos básicos.

A la humilde institución azul y blanca un cortocircuito que se convirtió en fuego la dejó sin heladeras, estanterías, cocinas y mercadería. Todo estaba listo para el inicio de la temporada 2019 programado para este sábado. Fernando, referente del club, remarcó que más allá de las complicaciones que trajo el incendio no hubo que lamentar heridos.

“Lo que más se quemó fue el kiosko que por razones de seguridad lo tenemos enrejado. Ahí guardamos las redes y las pelotas. Se quemó todo”, lamentaron voceros del Siete que trabajan contrarreloj para recuperar al menos una parte de lo perdido y poder retomar pronto el ritmo habitual.

Los cientos de chicos y jóvenes que allí concurren perdieron camisetas, pelotas, conos, redes y otros elementos fundamentales para practicar deporte. También el fuego dañó seriamente la estructura del salón, por eso el club ahora busca con urgencia chapas, ventanas y materiales para poder apuntalar la estructura.

“Cualquier ayuda le viene bien a los chicos”, resaltaron. Quienes puedan colaborar con la popular institución que lleva el nombre del barrio pueden comunicarse a los teléfonos 156545179 y 153526960 o dirigirse a Martínez de Estrada 8030.

El panorama que encontraron los dirigentes tras el fuego.
El panorama que encontraron los dirigentes tras el fuego.

Un pilar del barrio

La Escuela de Fútbol 7 de setiembre fue cuna de talentos que se convirtieron en profesionales y su espíritu está en contener a los pibes del barrio. El tamaño de sus instalaciones y terrenos le permite albergar a una gran cantidad de jugadores y sus familias.

El “Siete” participa de los torneos de la Rosarina de Fútbol desde 1985 aunque allí también hay lugar para otras disciplinas como vóley, rugby y gimnasia deportiva.

Los jugadores que aportó 7 de setiembre a la primera división del fútbol argentino no son pocos: Luciano Palos (NOB), Ariel Ruggeri (NOB, Argentino y Central Córdoba), Fabio Moreyra (Gimnasia y Esgrima de Jujuy y San Martín de San Juan) y Mauricio Sperduti (NOB) son algunos de ellos.