Una empresa de seguridad y un legislador nacional en su calidad de socio gerente no cumplieron con una sentencia de la Justicia Laboral de los tribunales provinciales de Rosario que hizo lugar al reclamo de un trabajador que fue despedido en forma indirecta.

Los condenados en forma solidaria son la firma Grupo Triana SRL que presta servicios de investigación y seguridad, y el diputado nacional por Santa Fe Gabriel Felipe Chumpitaz Filipone en una causa por cobro de pesos.

La sentencia fue dictada por el juez laboral de la séptima nominación, Marcelo Gallucci. En mayo se realizó la planilla para la liquidación de los rubros reconocidos por la Justicia y sin embargo los demandados aún no abonaron.

El trabajador se desempeñó durante ocho años como vigilador. En el 2010 se produjo el despido indirecto cuando le impidieron el ingreso a la empresa. Entre otros rubros indemnizatorios, el juez Gallucci dispuso que le deben pagar por la deficiente registración laboral, horas extras y multas.

Gabriel Chumpitaz, demandado por un empleado despedido.
Gabriel Chumpitaz, demandado por un empleado despedido.

El trabajador intenta ahora medidas para lograr la ejecución de la sentencia judicial.

El lunes de la semana pasada el legislador nacional afirmó desde su Twitter que "más indigno que un abogado laboralista que infla los reclamos mintiendo descaradamente. Menos para ellos, para el resto FELIZ DIA DEL ABOGADO".

El Colegio de Abogados de Rosario rechazó las expresiones de Chumpitaz y lo exhortó a reflexionar y rectificar sus afirmaciones. También el Colegio de Santa Fe criticó el posteo del legislador nacional por Santa Fe.