El call center Hey Latam violó la conciliación obligatoria que el Ministerio de Trabajo había dictado el viernes pasado, y este martes desvinculó a sus 300 empleados al interrumpirles el acceso a su sistema operativo para continuar trabajando. Por esta razón, los trabajadores acudieron a la sede ministerial para visibilizar su desempleo, aun bajo la lluvia. 

"La empresa nos había comunicado que el 30 dejaría de operar, por eso llegamos a la conciliación que el Ministerio dictó el viernes. Accedieron y pagaron el sueldo de octubre que debían, y había que seguir negociando, pero ayer violó la conciliación y dejó a 300 familias sin trabajo, porque nos vedaron el acceso a la conexión para trabajar", contó Agustín, uno de los tele operadores a Sí 98.9.

 

 

La empresa incurrió en una suerte de lock out patronal, con infracción a la ley de trabajo puesto que había una conciliación obligatoria vigente que impone no innovar en cuanto a cese de la actividad y de la relación laboral. 

La indignación de los trabajadores apunta a Martín Stauffer, la cara visible de Hey Latam, el nombre de fantasía de la la empresa que nació en 2002 y que está conformada por dos razones sociales: Key Market y Contact Center & Recovery. 

Este call center se especializó en venta de servicios a aseguradoras y hasta lanzó su propio broker. En 2017, consiguió mudarse a una sede propia de 2.200 metros cuadrados y cuatro pisos en Buenos Aires al 1400. Y desde allí, unos 300 empleados atendían hasta marzo a clientes del BBVA y American Express, entre otras empresas. También al Nuevo Banco de Santa Fe, que es el agente financiero del Estado provincial.

"No es que pierdan plata, acá cuando el gobierno dejó de pagar los ATP, la empresa se declaró en quiebra y quiere cerrar. Pero no queremos agachar la cabeza y que nos pasen por encima", dijo el teleoperador bajo el aguacero que soportan estoicos en la esquina de San Lorenzo y Lagos, sede del Ministerio de Trabajo.

 

La protesta de los empleados de Hey Latam. (foto Rosario Plus)
La protesta de los empleados de Hey Latam. (foto Rosario Plus)