La ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet se refirió a la tarea que realizan los brigadistas y dejó en claro que no dan a basto por la rapidez con que se queman los humedales. En este sentido dejó varias cifras: en 12 horas se arrasaron 2.500 hectáreas. A su vez negó que sea un fracaso la gestión del manejo del fuego.

Según comentó la funcionaria cuando llegó el Ejército en junio había cuatro focos de incendios nuevos por día y que cuando se replegó hace pocos días ya no había focos. Sin embargo, luego alguien volvió a encender la mecha. "Este foco nació el 7 de septiembre frente a Pueblo Esther. En 12 horas creció 2.500 hectáreas", sostuvo la ministra en Sí 98.9.

Lo que quiere decir es que se corre de atrás a las llamas que, una vez encendidas, prenden con mucha rapidez. "Más allá del operativo multiagencial, y de que cruzamos rápido con los brigadistas, pero la sequía y cúmulo de biomasa es tan importante genera eso: el viento rota y enciende muy rápido. Hace 96 días que no llueve, una bajante que se prolongó y la Niña que se extendió", sostuvo. 

"Hace 70 días estamos trabajando ininterrumpidamente en la zona. Alguien lo prende, uno aporta lo necesario, llevamos denuncias al fiscal de Victoria, las ampliamos, llevamos antecedentes (...) y aportamos y aportamos, pero no metemos presa a la gente ni hacemos la investigación", dijo la funcionaria.

En ese punto, el conductor de Nadie es perfecto, Ariel Bulsicco, le repreguntó si no era un fracaso más allá de los intentos. "Nadie lo naturaliza, bajo ningún punto de vista. No alcanza, pero lo que no te puedo decir es que no hacemos. Invertimos, hacemos, por eso es un sabor amargo. No es un fracaso", respondió la ministra.