El gobierno provincial licitó la construcción de la segunda etapa del acueducto Gran Rosario, una obra que insumirá 24 meses de ejecución, con un presupuesto oficial de $ 1.785.781.248. La obra permitirá un mejoramiento integral del abastecimiento de agua potable a la ciudad de Rosario y, además, reforzará a los municipios más cercanos del conurbano, como Ricardone, Timbúes, Puerto General San Martín, San Lorenzo, Fray Luis Beltrán, Capitán Bermúdez, Granadero Baigorria, Ibarlucea, Funes, Villa Gobernador Gálvez, Roldán y Pérez.

Cinco oferentes se presentaron a la licitación: CSCEC LTDA - PECAM S.A.; Ludwig Pfeiffer Hoch Und Tiefbau GMBH & CO; RIVA SAIICFA - Proyección Electroluz SRL - CN SAPAG S.A, C.C.F, I.I. y E. UT; Obring S.A. - Werk Constructora SRL - Acueducto Gran Rosario UT; y Goetze Lobato Engenharia S.A.

“Esta obra es un desafío técnico y una gran trabajo de ingeniería que implica la ampliación de la planta potabilizadora con un nuevo módulo en Granadero Baigorria y un acueducto que va paralelo a la Avenida Circunvalación hasta Provincias Unidas y reforzará todo el sistema de provisión para Rosario", explicó el gobernador Miguel Lifschitz y agregó: "Así, mejorará prácticamente en su totalidad la situación de los barrios que tienen dificultades e incluso mejorará hacia el sur la provisión a Villa Gobernador Gálvez y, por otro lado, permitirá la conexión a ciudades como Pérez, Ibarlucea y Roldán que hoy tienen serias dificultades. Además, abastecerá con el agua suficiente al acueducto San Lorenzo, actualmente en marcha, que llega hasta dicha ciudad y permite mejorar toda la provisión al cordón”.

Lifschitz junto a la documentación que presentó cada oferente junto con la oferta económica para asumir la construcción de la segunda etapa del acueducto.
Lifschitz junto a la documentación que presentó cada oferente junto con la oferta económica para asumir la construcción de la segunda etapa del acueducto.

“Todas estas obras son parte de un plan de acueductos que está llevando adelante la provincia de Santa Fe y que es realmente impresionante por su magnitud y por la cantidad de familias que van a ser beneficiadas en todo el territorio provincial”.

“Esta obra, además, tiene un modo particular de contratación porque no es una licitación clásica sino que también incorpora un componente de financiación de parte de las empresas para acomodar la inversión de manera adecuada al presupuesto de la provincia de Santa Fe y que podamos empezarla de inmediato. En momentos en que no solo necesitamos agua sino que también necesitamos puestos de trabajo, esta modalidad viene a cumplir con los dos objetivos”, concluyó Lifschitz.

En tanto, el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, expresó: “La apertura de sobres pone de manifiesto la complejidad que supone no solo la ejecución sino la propia cotización de la obra que incluye también una propuesta de financiamiento por parte de los empresas que participan. Es un mecanismo del cual esperamos resultados positivos y que podemos asumir porque Santa Fe tiene una solvencia fiscal que no es nueva, pero que además nos caracteriza en relación a lo que ocurre con las demás provincias del país”.

En el acto desarrollado en la sede de Gobierno rosarina asistieron, además de Lifschitz y algunos ministros, otros extrapartidarios como el senador por el departamento San Lorenzo, Armando Traferri; y el intendente de Pérez, Pablo Corsalini.