La ciudad con mayor cantidad de población de Santa Fe tendrá Alcoholemia cero, y de esta forma se sumará a las ciudades de Santa Fe, Reconquista y Pueblo Esther, en lo que muchos ediles calificaron como “el fin de las especulaciones con el alcohol al volante”.

En una sesión que comenzó entrada la tarde, el Concejo de Rosario aprobó por votación nominal la modificación de la Alcoholemia Cero en el Código de Tránsito del territorio rosarino, con 18 votos a favor y nueve en contra. 

En el palco se encontraban activistas de Compromiso Vial y familiares de víctimas de siniestros viales, como Cintia Pizorno, que perdió a su marido y su hijo hace dos semanas, y como Valeria Stortoz, madre de Facundo Aguirre, muerto en un siniestro junto a Emi Cáceres provocado por su compañero Federico Gómez en el caso conocido como “Emi y Faku” en una madrugada de verano de 2014.

La emoción se sintió desde el comienzo, y fueron varias las concejalas que hablaron de empatía, de pensar en el otro, entre los argumentos para bajar el nivel de alcoholemia permitida de 0.5 a cero en la ciudad.

 

Tweet de María Eugenia Schmuck

 

Los ajustes

La última concejala en exponer en el largo debate fue Jesica Pellegrini del bloque Ciudad Futura, quien destacó que se buscará modificar lo que sucede con las alcoholemias que quedan entre el cero y el 0,5.

Ese vacío se subsana, explicó Pellegrini “modificando el artículo 45 del Código de Transito que refiere a la remisión de rodados, modificando términos para sancionar en estos términos con remisión al corralón cuando se detecta al menos un miligramo en sangre hasta el 0,5 hasta ahora permitido”.

Según apreció, “esa modificación era fundamental para que el Código de Tránsito no tolere ni un mínimo de alcohol en sangre. Luego se discutirán las sanciones económicas pertinentes”.