Por Ariel Bermúdez (*)

Tuvimos un gran maestro, Don Raúl Ricardo Alfonsín. Un hombre que nos enseñó a abrazar la democracia y es lo que seguimos transmitiendo a nuevas generaciones. Hoy nos llena de orgullo que pibes jóvenes siguieron nuestro legado, nuestra antorcha. Por ejemplo, en mi partido, Creo, tenemos un concejal muy joven, Fabrizio Fiatti, que nació en democracia y sigue manteniendo ese fuego vivo, esa lucha. 

Es nuestro deber sostener la memoria, defender la verdad, trabajar por la justicia. Por más y mejor democracia en este 45 aniversario, seguimos pidiendo Memoria, Verdad y Justicia. NUNCA MÁS.

(*) Diputado provincial, Partido Creo.