En el marco del reciente colapso que sufrieron las rutas de la región que conducen a los Puertos del Gran Rosario y tras el reclamo reiterado de los vecinos de La Ribera ante la imposibilidad de circular por el desborde de vehículos, los actores involucrados comenzaron a trabajar en un conjunto de acciones para mejorar la logística del aparato productivo en la zona.

La actividad se llevó a cabo en la ciudad de Puerto General San Martín y contó con la presencia del ministro de Gestión Pública, Marcos Corach, presidentes comunales, representantes de Vialidad Nacional, Vialidad provincial, la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Secretaría de Transporte, y empresas que operan en los puertos de la región.

El director de la Dirección Provincial de Vialidad, Oscar Ceschi, explicó que “hay que hacer un ingreso y egreso nuevo. Todo lo que existe hoy, los ingresos que hay a los puertos, desde autopista hasta ruta 11, y desde ruta 11 hasta los puertos, está totalmente colapsado. Por eso, desarrollamos el proyecto de una traza que va al norte de la ruta provincial 91, que es donde hoy se generan los mayores problemas, entre la 91 y la 11, en La Ribera”.

Y detalló: “Nuestros profesionales desarrollaron un proyecto de una nueva traza que arranca desde la ruta 91, entre Serodino y Pueblo Andino, utilizando un puente existente que hay en la autopista hoy. Después, hay que construir un puente sobre ruta 11, un puente sobre el ferrocarril y un puente sobre el río Carcarañá para llegar hasta el río Paraná, al ingreso a los puertos”.

Al respecto, dijo que “estamos convencidos que esta obra va a solucionar en un gran porcentaje el tránsito de camiones y que, de esta forma, se va a descomprimir todos los problemas que existen hoy en La Ribera”.

A su turno, la directora de la APSV, Antonela Cerutti, afirmó que “luego de la reunión, de la que también participaron los vecinos, acordamos reforzar los controles en materia de seguridad vial en tres puestos operativos que van a funcionar de domingo a viernes, de 16 a 6, de acuerdo al volumen de tránsito. Los mismos estarán localizados en la ruta 91 y Peaje Chico; en la ruta 91 y la ruta 26 y en la ruta 91 y la ruta Nacional 11”.

Y remarcó: “Además, en caso de congestión de tránsito, se vuelve a plantear un retén que ya está siendo operativo, sobre la ruta 34 y 91, y también a la altura de Maciel. Se trata de controles preventivos y de ordenamiento de tránsito vehicular, sobre todo, trabajando con los vecinos en la difusión de estos ingresos de prevención, tanto de servicios de emergencias como también servicios de seguridad”.

Solución para la región

En tanto, el presidente comunal de Timbúes, Antonio Fiorenza, destacó el encuentro “para llevarle una solución definitiva a todos los vecinos de La Ribera y el Cordón Industrial, que son los que más sufren el tránsito pesado; así como todos los que transitan por la ruta 91. Esta mesa sirve para llevar una solución a toda la región”. Y concluyó: “La provincia presentó una obra que es muy necesaria para la fluidez del tránsito de los camiones”.