La Justicia rosarina resolvió este viernes dar lugar a una "probation" al cantante de trap "Zaramay", quien se encontraba detenido por "intimidación pública y tenencia de arma de guerra" luego de publicar en redes sociales fotos con "armas de grueso calibre" junto a presuntos integrantes de Los Monos. Entre otras reglas de conducta, deberá publicar mensualmente en su cuenta de Instagram un video pidiendo disculpas y concientizando sobre el uso de armas de fuego.

El pasado 27 de enero, "Zaramay" publicó en su cuenta de Instagram fotos de su visita a Rosario adonde arribó para filmar un videoclip y en las que se lo ve posando junto con un grupo de jóvenes con sus caras tapadas y portando armas de grueso calibre como un FAL, pistolas Glock, ak-47 y réplicas calibre 22. Al día siguiente, el MPA inició una investigación de oficio que terminó con la detención de seis implicados.

En una audiencia llevada adelante este viernes en el Centro de Justicia Penal se concedió la "suspensión de juicio a prueba" por el término de un año al cantante imponiéndole una serie de reglas de conducta tales como abstenerse de consumir bebidas alcohólicas y estupefacientes así como también comprar y donar bienes de capital en favor de la Asociación Civil Uniendo Caminos con el fin de poder abrir un espacio destinado a talleres de música.

Asimismo, Zaramay deberá subir al feed de su cuenta personal de Instagram un video por mes por el tiempo que dura la "probation", previamente acordado con el Ministerio Público de la Acusación, donde deberá pedir disculpas públicas a la ciudadanía y concientizar sobre las consecuencias negativas de la utilización de las armas de fuego.

El otro imputado

Al momento de su detención también fueron demoradas otras cinco personas, entre las cuales se encuentra Esteban D.D., quien sería familiar del líder de la banda Los Monos, Ariel Máximo "Guille" Cantero. En este caso, se resolvió homologar el procedimiento abreviado condenando al joven de 32 años a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional y reglas de conducta tras considerarlo coautor del delito.