Vecinos de un edificio ubicado en Laprida al 1700 debieron ser evacuados en el mediodía de este miércoles por una amenaza de bomba que luego, tras el trabajo de los brigadistas de la Policía, se supo que se trataba de una falsa alarma. Los residentes pudieron regresar a sus departamentos.

Según informó Martín Schiaffino, jefe de la Policía Motorizada, el operativo comenzó tras un llamado al 911. Al llegar al lugar personal de su brigada cortó la calle en modo de prevención. Para luego, ante el arribo del personal de Explosivos, se pudiese hacer la constatación piso por piso buscando el posible artefacto explosivo que nunca se encontró y fue desestimada la denuncia.  

La inspección pasó por los 11 pisos del edificio y por cada uno de los departamentos. Atendiendo también las zonas comunes como los palieres, ascensores y terraza. Todos los residentes fueron evacuados, menos una pareja que por razones de salud no pudo bajar por las escaleras

De acuerdo al oficial, los 11 pisos del edificio fueron inspeccionados uno por uno, tanto en las zonas comunes como dentro de cada una de las viviendas y el resultado fue negativo. Por el procedimiento, fueron evacuados los habitantes de todos los departamentos, salvo uno en el que vive una pareja mayor que no podía bajar por las escaleras.

 “Son 11 pisos de un departamento por piso y hay 3 ó 4 que están de vacaciones. Son todos vecinos comunes, no vive nadie conocido ni nada”, señaló ante las cámaras  El Tres el encargado del edificio.

Con respecto a la llamada recibida en la central del 911, se rastreará su procedimiento para ubicar a quienes llevaron adelante esta acción que podría terminar con una acción judicial.