El fiscal Mariano Ríos Artacho libró una serie de allanamientos en departamentos y oficinas de Puerto Norte, en el marco de una investigación sobre millonarias estafas cometidas en perjuicio del banco Macro y de la agroexportadora Cofco, de origen chino y con planta fabril en Timbúes.

El hombre apuntado detrás de estas estafas es Sebastián Grimaldi, un joven corredor de granos con apellido reconocido en el negocio agroexportador en Rosario, quien fue detenido al término del procedimiento y será imputado este miércoles. 

Agentes de las Tropas de Operaciones Especiales empezaron antes del alba con una requisa en el complejo Forum, donde reside el empresario, que ya posee un procesamiento en la Justicia federal de Córdoba como "jefe y organizador” de una asociación ilícita. Allí le habían dictado prisión preventiva, pero sus abogados apelaron y por el momento había logrado mantenerse en libertad.

Según las primeras informaciones, de Grimaldi sospechan que en enero pasado pidió en el banco Macro que le ampliaran su margen de giro en descubierto por unos 10 millones de pesos. Como garantía dejó cheques por esa suma, y resultaron que no tenían los fondos suficientes. Asimismo, se le endilga haber tomado en anticipo 20 millones de pesos de la multinacional Cofco, a cambio de entrega de granos que nunca cumplió.

Grimaldi proviene de la corredora homónima, tradicional en la city rosarina, que en 2019 se declaró en default, como otro de los daños colaterales de la caída del grupo Vicentin, y dejó un tendal de deudas por alrededor de 25 millones de dólares.

Las presuntas estafas atribuidas a Sebastián Grimaldi habrían ocurrido entre 2018 y 2019, ya cuando el final de la empresa familiar era previsible. Por eso el fiscal Ríos Artacho presume que las maniobras se realizaron adrede, a sabiendas del perjuicio económico que causarían. 

Puerto Norte es escenario recurrente de procedimientos policiales ordenados por la Justicia, en el marco de delitos varios: en los últimos años hubo en esos coquetos edificios allanamientos por narcotráfico, por fraudes, por evasión impositiva, violencia de género y hasta por infringir las restricciones sanitarias durante la pandemia.