El vecindario de Corrientes al 1800 tuvo un momento de aprensión este jueves a las 10, cuando unos albañiles que trabajaban sobre la vereda rompieron por accidente una instalación de gas, provocaron una fuga que enseguida trocó en violenta llamarada. Bomberos Zapadores lograron contener el fuego, pero fue inevitable recordar la tragedia de la calle Salta 2141, cuando un episodio parecido causó una deflagración que terminó con 22 personas muertas, el 6 de agosto de 2013.

Un oficial de Bomberos señaló que el problema surgió en el gabinete de una obra en construcción. El trabajo de los operarios hizo que se produjera una fuga de gas que pronto devino en fuego.

Pronto cundió el pánico. En la escuela secundaria que posee allí el club Newell's Old Boys las autoridades autoevacuaron el edificio, y pronto una dotación de Bomberos arribó para interrumpir el tránsito y proceder a sofocar el fuego. Lo mismo ocurrió en la sala velatoria contigua al obrador. 

Luego, acudió el personal de Litoral Gas para cortar el suministro hasta tanto se repare la fuga.