Este martes se entregó en Rosario en la sede de AIC un hombre de 32 años, presuntamente implicado en el crimen de Esteban Fernández, el joven empleado del sector verdulería del supermercado La Reina, asesinado el último viernes cuando volvía del trabajo en la zona de 27 de Febrero e Iriondo.

Según la información oficial de Fiscalía, quedó detenido hasta que se definan rueda de reconocimiento y otras tareas investigativas. “Con esos resultado se evaluará si es llevado a audiencia imputativa”, se indicó.

De acuerdo a lo que pudo averiguar RosarioPlus, la Brigada de Homicidios estaba trabajando en la recolección de datos sobre la muerte de Fernández, en la zona donde ocurrió el hecho en inmediaciones del lugar del hecho, entrevistando a posibles testigos y realizando extracciones de cámaras, cuando tomaron conocimiento que se había entregado en la AIC en forma espontánea un presunto implicado en el crimen. 

El hombre estaba con su su abogado defensor, el doctor Francisco Javier León, quien planteó que su defendido expresa no es el autor del homicidio, pero que se estaba presentando porque habría sido apuntado por el testimonio de vecinos en Fiscalíal. “Por eso decide hacerse presente en esta sede”, dijo el letrado.

¿Será un perejil o está relacionado al crimen? Las próximas horas serán claves para definirlo. Por lo pronto, este viernes está prevista la realización de una movilización en el Centro de Justicia Penal por parte de familiares y amigos de Esteban, en el Centro de Justicia Penal, a las 9 hs.

La historia de la víctima

En las últimas horas, tras conocerse la dolorosa noticia del crimen, allegados a Fernández contaron que iba y volvía en bicicleta a su trabajo en el supermercado La Reina porque ya había sufrido el robo de una moto. Además, revelaron que la noche del homicidio estaba yendo a la casa de su hermana, a quien ayudaba desde que ella se había quedado sin empleo. 

Joel, hermano del empleado asesinado, también señaló que Esteban tenía un hijo de 10 años al que veía la mitad del mes, desde que se había separado de la madre del chico. “Era un gran padre, todos lo vamos a extrañar mucho. Mataron sin sentido a un pibe con mucho futuro”, se lamentó.