Con el paro de recolección de residuos en este viernes, el titular del sindicato, Marcelo Andrada, se apresta a llevar el reclamo de esos trabajadores al ministro de Seguridad, Jorge Lagna, de mayores garantías para cumplir con el servicio sin riesgo a sufrir robos, tal como ha sucedido. 

"La situación ya es inmanejable, es increíble que a quienes levantamos los residuos en toda la ciudad nos suceda esto. ¿Vamos a seguir de brazos cruzados? ¿Qué hacemos?", dijo el gremialista este viernes mientras marchaba con una columna de afiliados hacia la sede local de Gobernación, a la espera de reunirse con Lagna.

"Me van a decir que estoy loco si pido patrullaje policial en toda la ciudad de 8 a 3, mientras trabajamos. Que saquen los policías de las oficinas, de las seccionales", reclamó.

El detonante del malestar en el Sindicato de Recolectores sobrevino la semana pasada, cuando registraron 3 robos callejeros en 48 horas, uno de ellos al propio Andrada en el Parque Regional Sur. 

"Lamentablemente aparecieron en moto y me encañonaron. Reniego porque llamamos dos veces al 911 y jamás apareció el móvil policial. Si a mí me sucede eso, qué queda para la sociedad", se alarmó.

Andrada aclaró que no pretende "que vaya un policía arriba de cada camión recolector", pero sí que "cuando hacemos una denuncia que accionen como deben. Los comisarios saben en el barrio quienes son los que andan ratereando", apretó.