La Policía desplegó una veintena de allanamientos, por orden de los fiscales Valeria Haurigot y Gastón Ávila, en el marco de la investigación del homicidio de Mariel Lezcano, una joven de 21 años asesinada en octubre pasado, en el barrio Tablada, y por balaceras y extorsiones conexas que se le atribuyen al clan Funes, vinculado con el narcotráfico local.

Información de la Agencia de Investigación Criminal consignó que el procedimiento culminó este miércoles de madrugada con la detención de cinco personas y el secuestro de armas de fuego y estupefacientes. Los fiscales identificaron a personas que cumplen distintos roles en la organización criminal, y dieron intervención a la Justicia Federal.

La hipótesis que sustenta la investigación es que un miembro del clan, Alan Funes, que purga condena en la Unidad Penitenciaria Nº 11, en Piñero, habría pagado unos 30.000 pesos como recompensa por el homicidio de la joven Lezcano. 

La joven murió el 13 de octubre a la tarde, cuando un sicario llamó a su puerta, en Ayacucho al 4300, y cuando ella abrió él la ejecutó con dos balazos a quemarropa. Días más tarde, la policía apresó a un joven de 18 años en el mismo barrio, como el autor material del crimen, a las órdenes de Funes. 

En el operativo además de los allanamientos se requisaron ocho celdas de cárceles de jurisdicción provincial y federal, entre ellas, la de Alan Funes, uno de los principales líderes del clan.

El operativo estuvo a cargo de la División de Inteligencia de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), la Tropa de Operaciones Especiales y Policía de Acción Táctica (PAT), y la Policía Federal.

Los procedimientos se hicieron en Chacabuco al 4100; Pasaje 1337 al 2800; Callao al 3900; Juan Manuel de Rosas al 3600; Mitre al 1500; Dorrego al 1100; Hercilia al 200 bis; Juan B. Justo al 6900 y al 8300, Teresa Monzón al 5200; bulevar Seguí al 4900; Colombia al 1200 bis; Sánchez de Thompson al 100 y al 200; Piceda al 3600; Gorriti al 6500; Garibaldi al 200; Hipócrates al 4600; y Ayacucho al 4300.