Cuando el Aeropuerto de Rosario reestableció sus actividades con normalidad tras el llamado por la supuesta presencia de un explosivo en el edificio, a eso de las 9.45 un nuevo llamado al 911 puso bajo alerta a la terminal de ómnibus Mariano Moreno, de Rosario, con una nueva y falsa amenaza de bomba. El pasado 22 de marzo había ocurrido una situación similar en el mismo predio.

De inmediato se activó el protocolo y se evacuaron todas las instalaciones de la estación central de los colectivos que arriban y parten de la ciudad que en dos días iniciará su evento turístico deportivo del año, y de hecho este martes arribaban árbitros de los Juegos Suramericanos a la Terminal, que debieron descender en calle Castellanos.

Se realizó un operativo de la COEM, SIES, la Brigada de Explosivos de Bomberos y Gendarmería con un tanque que llamó la atención en las inmediaciones de calle Cafferatta y Santa Fe.

El director de la Terminal de Ómnibus Hector Peiró destacó a Rosarioplus.com que "la Brigada de Explosivos realiza las requisas del caso, al parecer fue por un llamado al 911". El predio un rato después volvió a funcionar con normalidad.