Osvaldo "Popito" Zalazar, condenado por un homicidio y tenencia ilegal de arma de fuego, murió este miércoles, en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde permanecía internado desde el domingo pasado.

El móvil del Servicio Penitenciario de Santa Fe donde trasladaban al joven fallecido, cuando volvía a la Unidad Penal N° 16 tras una salida transitoria, fue atacado a balazos el pasado domingo en avenida Las Palmeras al 3800. 

Como consecuencia de la balacera (fueron 26 los disparos que impactaron en la camioneta), Zalazar y un policía resultaron gravemente heridos. El custodio recibió un disparo en el abdomen y tuvo una evolución favorable tras la cirugía, mientras que "Popito" murió este miércoles.

El utilitario oficial que fue atacado con 26 disparos. (RosarioPlus)
El utilitario oficial que fue atacado con 26 disparos. (RosarioPlus)

En 2017, Osvaldo fue el único condenado en el juicio oral por el asesinato del "Pájaro" Cantero, ya que los magistrados decidieron absolver a Luis Orlando "Pollo" Bassi, Milton Damario y Facundo "Macaco" Muñoz. Sin embargo, no lo declararon culpable por el homicidio del ex líder de Los Monos, sino por tenencia ilegal de armas.

Tras el crimen del exlíder de Los Monos, hubo una serie de asesinatos con blanco en padres y hermanos de Bassi y de Damario. Por este detalle es que el atentado contra Zalazar alentó suspicacias en ese sentido.

Un mes antes de la sentencia, "Popito" y su hermano mayor, Claudio Antonio "Polo" Zalazar, acordaron otra pena de 12 años de prisión por otra muerte violenta ocurrida en Villa Gobernador Gálvez. Ambos aceptaron su responsabilidad como coautores del asesinato de Aldo Acosta (58), baleado el 19 de diciembre de 2014, entre otros delitos.