El martes había sido noticia el robo a Patricio Gigena, un mecánico de 82 años que seguía trabajando en su taller de Montevideo al 5800. Lo habían atacado salvajemente para robarle una batería de auto. Y tras haber agonizado durante cuatro días en el Sanatorio Plaza, en la tarde del sábado la familia comunicó su muerte.

Más temprano este mismo sábado, en una entrevista radial su hija había advertido que en las últimas horas el cuerpo de "Don Patricio" no había tolerado la realización de una tomografía, por problemas con la presión. Y por eso el cuadro ya era reservado.

Por el ataque al anciano en su taller, que quedó registrado en cámaras, resultó detenida e imputada una pareja de limpiavidrios. Se trata de Walter Ezequiel Varela y Brenda Joana Barreto, los dos de 30 años, que fueron acusados por robo doblemente calificado (por causar lesión grave y por usar un arma) en concurso ideal con homicidio criminis causa en grado de tentativa. En las próximas horas debería cambiar la caratula del caso. La jueza Silvia Castelli les dio a los dos la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.

La batería que robaron a Don Patricio tiene un valor de poco más de 20 mil pesos.

Los ladrones luego del ataque a Don Patricio.
Los ladrones luego del ataque a Don Patricio.