Una mujer fue víctima de violencia extrema en Rosario y asesinada en la zona sur de la ciudad, de al menos un disparo. El hecho habría ocurrido en las primeras horas de este domingo, y tuvo lugar en Ameghino al 200, en la vía pública, y aún se investigan los móviles del crimen. Sin embargo, los investigadores comenzaron por la hipótesis de un crimen vinculado a la venta de estupefacientes en la zona. 

A pocos metros, la semana pasada se había hallado el cuerpo de Elvira Toledo, otra mujer asesinada de la misma manera y señalada como vendedora de droga en un pasillo de Garibaldi al 200.

Esta vez, la víctima fue Vanesa Arredondo, de 39 años. Alguien la ultimó de un balazo en la cabeza. Se había mudado hacía unos meses al barrio junto a su pareja, un hombre internado en rehabilitación por adicciones. 

La investigación quedó a cargo del fiscal de Homicidios Doloso Gastón Avila y por el momento no deslizaron las posibles causas ni la mecánica del hecho.