El Tribunal Oral Federal N°2 de Rosario rechazó el pedido de la defensa del ex policía del Servicio de Informaciones, José Rubén Lofiego, para que se efectivice la prisión domiciliaria que había solicitado. La decisión se dio en línea con lo requerido por el fiscal general Adolfo Villatte, quien se encuentra a cargo de la Unidad Fiscal que interviene en los procesos por crímenes de lesa humanidad.

Lofiego, condenado a prisión perpetua y a doce años de prisión en dos juicios, continúa sometido a proceso en otras causas y permanece detenido en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires.

Lofiego en la actualidad, durante una de las audiencias del juicio que lo condenó a
prisión perpetua. (represoresrosario.blogspot.com)
Lofiego en la actualidad, durante una de las audiencias del juicio que lo condenó a prisión perpetua. (represoresrosario.blogspot.com)

El 4 de abril pasado, la jueza Beatriz Caballero de Barabani y el juez Jorge Venegas Echagüe habían dispuesto que el represor accediera a la prisión domiciliaria una vez que tenga garantizada una atención especial en su domicilio de profesionales médicos de su obra social, el Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (IAPOS). Los magistrados habían fundado su decisión en un dictamen médico sobre las dificultades motrices que presenta el ex policía, quien no podría sostenerse en pie sin ayuda.

Lofiego fue uno de los torturadores del Servicio de Informaciones de la Policía, que funcionaba en el centro clandestino de detención de San Lorenzo y Dorrego,

En ese contexto, el defensor oficial del imputado, Martín Gesino, pidió la efectivización de la domiciliaria y en la solicitud acompañó un acta que describe que una enfermera aceptaba atender a Lofiego tres veces por semana, y señaló que el resto de los días se haría cargo de la atención un servicio cubierto por el IAPOS, pero sin especificar la carga horaria con las que las tareas se llevarían a cabo.

En su dictamen previo a la decisión judicial, Villatte señaló que en el pedido de la defensa "no se probó la atención permanente por terceros que debía tener garantizada Lofiego conforme lo resuelto oportunamente por el Tribunal al concederle el beneficio del arresto domiciliario".

El fiscal, además, recordó los argumentos por los que siempre se opuso a que Lofiego continúe el presidio en su casa.

En la resolución, que además de Caballero de Barabani y de Venegas Echagüe firmó el juez Otmar Paulucci, el tribunal señaló que "asiste razón al Fiscal General en cuanto que la defensa de Lofiego no acompañó constancia alguna que especifique la carga horaria de ese servicio de control de enfermería autorizado por IAPOS, tal como fue solicitado por el Tribunal".

(Fuente: fiscales.gob.ar)