El dueño de la concesionaria ubicada en Génova al 2500, que sufrió una balacera el viernes pasado, fue víctima de un atentado, este martes por la noche, en su casa de barrio Empalme Granero.

El domicilio del titular del comercio de venta de autos usados recibió al menos diez disparos en su frente. "Estamos todos adentro, nadie va a decir si ve algo porque no quiere meterse en problemas", afirmó un vecino de la víctima, en diálogo con el móvil de Sí 98.9.

Según relató el hombre, que vive desde hace 50 años en el barrio, indicó que el ataque fue a las 21:30. "Es un desierto acá a esa hora", señaló.

"El barrio sigue siendo hermoso, esto pasó por los problemas que tiene cada uno", indicó el vecino.

La semana pasada, dos personas que se trasladaban en una moto efectuaron al menos ocho disparos en el frente de un local de venta de autos usados, ubicado en Génova al 2500, en Empalme Graneros. 

Según fuentes policiales, diez minutos antes del ataque, el dueño del negocio había recibido una nota donde se le exigía el pago de una suma de dinero para evitar la balacera. Ante la negativa del comerciante, los extorsionadores abrieron fuego contra el frente del local.