Virginia Ferreyra, la bailarina de 32 años que fue baleada el pasado sábado tras quedar en medio de un tiroteo en Maestros Santafesinos e Isola, durante el cual fue asesinada su madre, permanece internada en grave estado aunque presenta una "buena evolución". En este marco, los médicos aseguraron que la joven está respondiendo "bien" y no se descarta una tercera operación.

La joven internada en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) presenta una "buena evolución". "Sigue siendo una paciente critica que está sedada y con asistencia respiratoria mecánica, con todo el monitoreo habitual de la hemodinamia, con buenos parámetros", sostuvo en diálogo con la prensa Jorge Bitar, director del nosocomio.

"Eso de alguna manera nos habla de una paciente que está respondiendo bien a semejante injuria del cuerpo. Es esperanzador que en estos primeros días presente estos signos", agregó el especialista al tiempo que no descartó la posibilidad de realizar una tercera intervención quirúrgica. 

Amigos y familiares de Virginia se acercaron este lunes por la noche al Heca con velas y carteles con mensajes de aliento para la profesora de danzas árabes que el sábado recibió 7 disparos durante una ráfaga de 40 balazos contra una torre de Maestros Santafesinos al 4700, en barrio Municipal.