Las dos llamadas que comunicaron sendas amenazas de bomba en la terminal de ómnibus y en el aeropuerto este martes fueron realizadas por un mismo número de teléfono, que fue registrado por la línea 911, y la Fiscalía ya avanza con la investigación sobre el o los autores de esas intimidaciones que resultaron falsa alarma.

"Están identificados los números desde los que provinieron los llamados al 911 advirtiendo sobre las falsas amenazas, y hay algunas coincidencias en esos datos" precisó el vocero del MPA Sebastián Carranza en Canal 3 este martes al mediodía.

En ese marco agregó que "no se descarta la relación de estos hechos con la cercanía a los Juegos Suramericanos", en referencia al comienzo del masivo evento que dará comienzo el próximo viernes en la ciudad, y que tendrá un alza fuerte en el arribo de turistas, jurados, deportistas y familiares alrededor de esa celebración.

De esta forma, se avanza en la investigación de cara a dar con los responsables, cuya pena le cabría "la intimidación pública", según consignó Carranza, sobre la persona o las varias personas responsables de haber realizado las llamadas intimidatorias que se vienen sucediendo desde marzo pasado, y a partir de la semana pasada se dieron con mayor asiduidad.