Al menos 130 personas murieron este domingo en India cuando un puente colgante de la época colonial, recién reparado, se hundió en el estado de Gujarat (oeste).

Las autoridades dijeron que cedieron los cables que sujetaban la estructura cuando cerca de 500 personas se encontraban en el puente celebrando un festival.

"Hemos recuperado 120 cuerpos hasta ahora. El saldo podría aumentar al continuar la operación de búsqueda", indicó P. Dekavadiya, jefe de la policía en la ciudad occidental de Morbi, donde ocurrió el accidente, informó la agencia AFP.

"Las personas se cayeron unas encima de otras después de que el puente colapsara. La gente había acudido en masa al puente para rituales y por el festival de Diwali. Había muchos niños y mujeres entre las víctimas", dijo un testigo a los medios locales.

Videos difundidos, que aún no han podido ser verificados, mostraban a personas colgando de los restos de la estructura en la oscuridad y tratando de nadar hacia la orilla para ponerse a salvo.

Tweet de Ciudadano Álvaro

El puente colgante de 233 metros, construido en la era del mandato británico, había sido abierto al público esta misma semana, tras siete meses de reparaciones.

La emisora NDTV informó de que el puente reabrió el miércoles a pesar de no tener un certificado de seguridad y que las imágenes difundidas del sábado lo mostraban tambaleándose.

Las autoridades lanzaron una operación de rescate tras el colapso con submarinistas desplegados en la zona para encontrar a los desaparecidos.

Además, decenas de soldados del ejército y la marina participaban en la operación de rescate.

Las autoridades planeaban detener el agua desde la presa de control cercana y usar bombas para vaciar el río y acelerar la operación de búsqueda.

El primer ministro Narendra Modi, que se encontraba de visita en Gujarat, anunció compensaciones para las familias de las víctimas y los heridos en el accidente.

Modi instó a "la movilización urgente de equipos para (operaciones) de rescate", tuiteó su oficina. "Ha pedido que la situación sea vigilada de cerca y de forma continuada, y (que las autoridades) extiendan toda la ayuda posible a los afectados".

El gobierno de Gujarat describe el puente en su web oficial como "una maravilla de la ingeniería construida a principios de siglo".

Los accidentes en infraestructuras, incluidos puentes, son comunes en la India debido a que muchas son viejas y por falta de mantenimiento.

Un paso elevado se derrumbó en 2016 en medio de una calle muy concurrida en la ciudad de Calcuta (este) dejando al menos 26 muertos. Los equipos de rescate sacaron a cerca de un centenar de personas bajo las enormes piezas de cemento y metal.

En 2011, al menos 32 personas murieron cuando un puente lleno de gente que acudía a un festival colapsó en el noreste del país, a unos 30 kilómetros de Darjeeling.

Menos de una semana después, 30 personas fallecieron cuando un puente peatonal sobre un río en el estado nororiental de Arunachal Pradesh se derrumbó.

En 2006, el hundimiento de otro puente de 150 años de antigüedad, al paso de un tren de pasajeros, en el estado de Bihar, dejó al menos 34 víctimas.