Cinco niños de entre dos y siete años fueron hallados por la policía en una casa de Cullen al 3000 donde permanecían encerrados, sucios y hambrientos.

Los efectivos llegaron a la vivienda de barrio Belgrano tras el llamado de una vecina al 911. Los menores fueron trasladados al Hospital de Niños Víctor J. Vilela y quedaron a disposición de la subsecretaría de Niñez de la Provincia.

Según informaron desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, la policía encontró este sábado a los cinco niños de 2, 3, 5, 6 y 7 años en malas condiciones de higiene y sin alimentos.

El arribó de los agentes tuvo como origen la advertencia de Verónica C., de 34 años, que había oído llantos y decidió llamar al 911.

Por el hecho, la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe inició una investigación del caso.