Un hombre mató de un tiro a otro al que aparentemente sorprendió armado en el techo de su vivienda del barrio Agote. Según la fiscal Gisela Paolicelli, el homicida -que cuenta con autorización para poseer armas de fuego- actuó bajo "legítima defensa presunta" y ya recuperó la libertad. En este sentido, aseguró que en su declaración "no hay ningún tipo de fisura" y que su relato pudo ser corroborado por la investigación policial.

"Con lo que tenemos, podemos corroborar la declaración del vecino. Él dice que se encontraba durmiendo con su pareja y escucha un ruido por lo que sale al balcón. Ahí observa que hay una persona parada en el tapial, por lo que comienza a gritar para alertar a los vecinos de que había un ladrón y a pedir que llamen a la policía. Esto es así porque hay llamadas al 911 que hace su pareja donde incluso se escucha su voz.", explicó a los medios la fiscal.

Por otro lado, sostuvo que el hombre "es legitimo usuario de un arma que estaba registrada, es decir que tiene todas las autorizaciones legales correspondientes". Según su relato, efectuó dos disparos hacia donde se encontraba el supuesto delincuente: "En ese momento él no alcanza a ver si estos disparos impactaron o no en el cuerpo de esa persona. Solo observa que lo apunta y ve algo plateado, estaba todo oscuro.  A la hora el personal policial encuentra en el lugar un revolver calibre 22 que efectivamente era de color plateado".

Sobre la carátula del hecho, Paolicelli sostuvo que "están dados todos los elementos para hablar de un caso de legitima defensa presunta, que es cuando se hace presente una persona a la noche habiendo logrado quebrar los cercos de una propiedad, lo cual habilita a la persona a repeler la agresión".

"En este caso incluso es proporcional el medio empleado porque -el supuesto delincuente- tenia un arma de fuego. Las circunstancias del hecho habilitan esta figura. No hay ningún tipo de fisura en el relato de la persona. El Derecho permite este tipo de situaciones porque esta en juego la vida del agredido", cerró la fiscal.

El hecho se registró alrededor de las 6 de este lunes en una vivienda ubicada en San Lorenzo al 3200, del barrio Luis Agote. En tanto, el presunto ladrón -que fue encontrado malherido minutos más tarde en San Lorenzo y Vera Mújica y trasladado el Heca donde terminó falleciendo- aún no fue identificado. El cuerpo fue trasladado al Instituto Médico Legal para su autopsia.