Comerciantes del barrio Azcuénaga denunciaron que el sábado varios de ellos sufrieron amenazas extorsivas por parte de individuos que ofrecían seguridad en sus negocios a cambio de un pago de 10 mil pesos cada uno, e invocaban el nombre del jefe narco Esteban Alvarado como origen de la iniciativa mafiosa.

En el anochecer del sábado, el alerta cundió en el grupo de WhatsApp que comparten varios comerciantes de distinto rubro en el barrio cuyo epicentro está en la confluencia de las calles Mendoza y San Juan. En esos alrededores los mensajes coincidían en advertir sobre la visita de "gente extraña entrando y saliendo de los negocios, hasta que uno en el grupo dijo que había sido extorsionado, que le habían pedido un pago de 10 mil pesos para ofrecerle seguridad", contó Jorge Pinilla, uno de los miembros del centro comercial, al móvil de radio Sí98.9.

Según contó, hubo media docena de casos en los que titulares de comercios refirieron haber recibido la visita de esas personas y decían venir de parte de Alvarado para proponer el acuerdo extorsivo. "Pidieron 10 mil pesos y que necesitaban eso para poder protegerlos", remarcó.

La decisión colectiva de los comerciantes fue acudir a la comisaría 14ª, con jurisdicción en el lugar y radicar denuncia. La demanda activó un patrullaje en la zona y así un móvil del Comando Radioeléctrico aprehendió a dos hombres como sospechosos de ser los autores del chantaje. Asimismo, quedó por capturar un tercer sujeto que no fue localizado.

"Vamos a tratar de que todos los damnificados hagan la denuncia, aunque hay mucho temor. Es importante estar comunicados con los vecinos y en comunidad con nuestra seccional también. Estamos en contacto permanente. La denuncia ya está en Fiscalía. Esperemos que llegue a buen puerto. Es la primera vez que nos pasa, somos negocios humildes, de barrio, no somos grandes. No estamos en condiciones de pagar eso, ni tampoco corresponde", concluyó el vocero del centro comercial.