La zona del barrio Azcuénaga donde este lunes a la noche dos motociclistas asesinaron a Fernando Dipre quedó sumida en la consternación por la muerte violenta de un vecino que todos conocían bien, de toda la vida porque allí nació, creció y estableció el negocio que fue su sustento por tres décadas: la academia de conductores Fer-Car, en Eva Perón casi Liniers, a una cuadra de donde encontró su inesperado final. 

Dipre tenía 50 años y una hija adolescente. Vivía a la vuelta, por Larrea al 800, donde cuidaba de su madre enferma. Hacía dos años que había vendido su academia, que todavía funciona en el barrio, y desde entonces se desempeñaba como remisero. 

Los vecinos este martes, todavía azorados por lo ocurrido, comentaron a Sí 98.9 que el hombre iba a guardar su auto cuando lo emboscaron dos jóvenes en una moto. "Lo mataron, directamente, para robarle. Le pegaron un tiro en el cuello, murió al instante. Iba a guardar el auto, fue un segundo", dijo una vecina. "Lo conocíamos de toda la vida, era muy buena persona. Tenía la escuela de conductores que el año pasado había vendido y ahora se dedicaba a otra cosa", agregó. 

La policía encontró dentro del auto una vaina servida calibre 9 milímetros, que se condice tal vez con la herida de bala que el cuerpo tenía en la parte superior de la espalda. Familiares de la víctima comunicaron a la policía que faltaban elementos personales de Dipre del interior del coche. Por lo tanto, la línea más firme de investigación es la del robo seguido de muerte. 

Otro vecino contó que Dipre había sufrido un asalto callejero unos meses antes, y que en ese interín había sufrido un balazo en un brazo. Por eso suponen en el barrio que el hombre podría haber reaccionado ante el intento de robo y que así recibió el disparo fatal. 

"Acá a todos nos han asaltado en algún momento, y también antes han matado gente. A todo el que está en la vereda, en los negocios, y en cualquier horario. La policía, poco y nada", agregaron".

 

La escena del crimen, a poco de ocurrido, a las nueve de la noche, en plena avenida Eva Perón. (RosarioPlus)
La escena del crimen, a poco de ocurrido, a las nueve de la noche, en plena avenida Eva Perón. (RosarioPlus)

 

 

El vecindario quedó este martes en la organización de una manifestación pública de repudio ante la ola de violencia y en reclamo de justicia por el crimen de Fernando Dipre. Mientras tanto, otro grupo movilizado por la inseguridad, comenzó la iniciativa de pintar estrellas rojas en sitios donde fueron asesinadas personas en ocasión de robo. La próxima estrella sería el asfalto de la avenida Perón, donde Dipre halló la muerte. 

Aquí, el testimonio de los vecinos de Perón y Larrea: