La cuenta de asesinatos en Rosario llegó a 215 casos este viernes de madrugada con el deceso de un muchacho de 20 años que fue atacado a balazos en una vivienda del barrio Tío Rolo.

A las 4 de la madrugada se reportó desde el Hospital Roque Sáenz Peña el arribo de un Chevrolet Corsa con un joven malherido. Se llamaba Nahuel Alejandro Cantero, de 20 años. 

La muerte lo encontró en una modesta vivienda de Cumparsita y 2106.

La pareja de la víctima contó que en la madrugada estacionó un auto frente a su casa, un hombre descendió y golpeó a la puerta. Llamó a Cantero por su nombre, quien al abrir fue acribillado a quemarropa por un tiro en el pecho, otro en un brazo y otro en una pierna.

El sicario se marchó como vino, y la compañera de Cantero pidió auxilio a un vecino, quien lo trasladó hasta el Roque Sáenz Peña.

A poco de ingresar al hospital, falleció.