José Glinski, director nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, dio detalles de los operativos que se realizaron el viernes pasado y adelantó que la investigación sobre el lavado de dinero del narcotráfico recién comenzó.

"Iniciamos esta causa por una investigación de narcomenudeo donde pudimos subir en la cadena de mando y nos encontramos que atrás había una organización dedicada a la logística que, además de vender en Rosario, importaba marihuana desde Paraguay", comentó el funcionario, en diálogo con el móvil de Sí 98.9.

Según explicó el licenciado en Ciencias Políticas, el génesis de la investigación por lavado de dinero fue el secuestro de un camión que ingresaba al país, de forma ilegal, cigarrillos. "Ahí entendimos que el comercio de cigarrillos es más rentable que el de marihuana", afirmó el titular de la PSA.

"A partir del hallazgo de esos cigarrillos en el camión pudimos seguir investigando y darnos cuenta que había una organización criminal que operaba en Rosario y alrededores, que blanqueba su dinero a través de comercios, particularmente de indumentaria", describió Glinski.

Respecto al operativo especial del viernes pasado, el director nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria detalló que 210 oficiales realizaron 36 allanamientos, con resultados positivos en cuanto a la causa. "Dentro de los autos secuestrados, además de dinero, había llaves de otros autos. De esta forma, nos fueron abriendo la pista como una búsqueda de tesoro", apuntó el funcionario, y aclaró: "Encontramos llaves de vehículos que todavía no vimos, estos allanamientos son elementos de pruebas para seguir con la investigación".

Sobre los detenidos, el ex ministro de Seguridad y Justicia de Chubut comentó que restan capturar a tres personas (eran ocho en total), pero remarcó que los cabecillas de la banda ya estarían tras la rejas. "En este caso se trata de grandes empresarios, que no son conocidos, que tenían una vida de bajo perfil", dijo.

"Hay que salir del fetiche del elemento, la droga, para entender la dimensión empresaria del crimen, acá en Rosario, Santa Fe y el mundo", indicó Glinski y continuó: "Son empresas criminales que funcionan igual que las legales".