El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y los fiscales general y regional, Jorge Baclini y Patricio Serjal, respectivamente, anunciaron este mediodía que han sido detenidos los autores materiales de los atentados a balazos cometidos el 30 de mayo sobre sendos domicilios de Italia al 2100 y de Montevideo al 1000, que pertenecieron al juez Ismael Manfrín, que presidió el tribunal que condenó a la banda Los Monos. Asimismo, las autoridades afirmaron en la conferencia de prensa brindada en el Centro de Justicia Penal que Ariel Máximo Cantero, alias Guille, es el autor intelectual de estos atentados con disparos sobre inmuebles vinculados a magistrados que intervinieron en la causa.

Pullaro y los fiscales, junto con autoridades de Gendarmería Nacional y Policía Federal, realizaron estos anuncios a modo de balance de los 26 allanamientos que esas fuerzas -con colaboración de las Tropas de Operaciones Especiales- desplegaron por diversos barrios rosarinos, y en Villa Gobernador Gálvez y Granadero Baigorria.

Serjal precisó que durante las requisas se secuestraron 87 teléfonos celulares y se detuvo a dos hombres. En el domicilio de uno de estos, los agentes secuestraron una pistola calibre 380 que habría sido utilizada en el atentado contra la vivienda de calle Italia. El juez Manfrín había vendido esa propiedad dos meses antes. Esa misma noche fue baleada otro inmueble suyo, en Montevideo al 1000.

El tercer sospechoso, un joven de 17 años, cayó en horas de la tarde en Avellaneda al 4500 y fue puesto a disposición del juzgado de menores número 3.

 

Pullaro aseveró que los primeros detenidos -de quienes se negaron a revelar más detalles- fueron los que consumaron esos ataques del 30 de mayo, los primeros de la saga. Días después, Manfrín se excusó de continuar interviniendo en causas contra el clan Cantero.

Asimismo, el ministro de Seguridad dijo que el autor intelectual de al menos esos dos primeros ataques es Guille Cantero, que cumple prisión en el penal federal de Resistencia (Chaco), condenado en abril pasado a 22 años de reclusión por asociación ilícita agravada en calidad de jefe y por cohecho activo.

Uno de los allanamientos desplegados este martes por la mañana. Aquí, en barrio Irigoyen. (@belenbertero)
Uno de los allanamientos desplegados este martes por la mañana. Aquí, en barrio Irigoyen. (@belenbertero)

Cantero tuvo declaraciones intimidantes para con un juez, días atrás, cuando se enteró de que su pedido de traslado a una cárcel santafesina fue denegado una vez más. Si la Fiscalía imputa y prueba que tiene responsabilidad como autor intelectual de estos atentados, le cabría la figura penal de amenazas agravadas por estar dirigidas a funcionarios públicos. El Código Penal las sanciona con penas de 5 a 15 años de prisión.

El despliegue policial de este martes a la madrugada se extendió en barrios como República de la Sexta, Belgrano, Plata, Las Flores, Irigoyen, Avellaneda Oeste y Parque Casas, entre otros. También en Granadero Baigorria y en Villa Gobernador Gálvez. 

Uno de los domicilios allanados, en Blandengues al 900 (San Martín al 6700) es el de Silvana Gorosito, pareja de Ramón Machuca, más conocido como Monchi Cantero.