Claudio Fernández, el director del Instituto Max Planck de Biofísica y Química (MPIbpC) en el Conicet Rosario, sufrió un violento asalto en Ciudad de Buenos Aires. Le robaron, entre otras cosas, una computadora y dos discos con información sensible producida a lo largo de más de diez años de investigación científica. El robo ocurrió el miércoles de la semana pasada, pero trascendió hoy. Según el damnificado, el golpe estuvo planificado y todo lo vivido lo llevó a pensar, incluso en irse del país, como en los '90, cuando tuvo que hacerlo ante la falta de presupuesto nacional para el desarrollo de la ciencia local.

“La situación fue terrible. Transitábamos en un remís de alta gama en Buenos Aires, nos interceptó un auto adelante y otro atrás, y bajaron cinco personas con armas no convencionales, pareció un operativo comando. Estuvimos cinco minutos a la buena de Dios. No nos mataron porque no quisieron. Habrán dicho ‘bueno, hoy no’”, explicó a Sí 98.9.

Fernández en una entrevista en Sí 98.9
Fernández en una entrevista en Sí 98.9

Luego se lamentó: “Veníamos de un congreso e íbamos a otro. Me robaron la computadora y dos discos que tengo siempre de copia por las dudas. Perdí información de 10 años de trabajo científico”.

Fernández comentó que se llevaron el auto y todo lo que había dentro. A su vez consideró que “nadie puede hacer una logística de esta naturaleza sin apoyo de quienes los debieron cuidar”.

Sin embargo, explicó que lo material es lo de menos y que la situación lo marcó, hasta el punto que desde el jueves pasado está con tratamiento porque la presión se le disparó. “De esos rostros que emanan desprecio por la vida humana, no se vuelve fácil. Es una tortura psicológica. Mi vida cambió de un saque y no estoy dramatizando. Porque tengo direcciones e información de mi vida privada”, dijo.

“Mis hijos y mi mujer piensan en irse. Con Max Planck firmé justo un nuevo contrato, pero no sé en este momento”, finalizó.