Como corolario de la reunión de de este lunes con el Presidente, Omar Perotti y Pablo Javkin, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, aseguró que resulta "imperioso apostar fuerte a frenar la situación" de violencia e inseguridad vinculada con el narcotráfico que afecta a Rosario, y confirmó que "habrá un único jefe de comando" de las fuerzas de seguridad desplegadas en esta ciudad.

La reunión puso en sintonía al ministro con el intendente rosarino, con quien sostuvo un entredicho la semana pasada por Twitter tras el reclamo de más agentes federales. Fernández había lanzado: "Una inversión millonaria y 575 mujeres y hombres avezados están siendo objeto de ninguneo para una ventaja politiquera". Y la respuesta del intendente no tardó:

Tweet de Pablo Javkin

Ahora tras verse cara a cara hubo consenso en avanzar en construir la Unidad Móvil Nº 7 de Gendarmería, en el Bosque de los Constituyentes. Aníbal aseguró en Radio 10: "Queremos mejorar la coordinación y vamos a enviar más efectivos federales. Hay trabajos que venimos haciendo que tienen resultados positivos en Rosario, donde tenemos una gran cantidad de efectivos desplegados. Es imperioso que apostemos fuerte a frenar la situación y lo estamos haciendo con un trabajo impecable de Gendarmería".

En ese encuentro, se acordó "implementar un único comando que permita tener una relación directa en situaciones particulares para conocer rápidamente y actuar: habrá un jefe único en términos de políticas propias de la región. Nuestra vocación es, al igual que la del gobernador y la del intendente, encontrar un formato más eficiente en la lucha contra la inseguridad vinculada al narcotráfico".

En ese sentido, defendió: "Nosotros venimos trabajando el tema desde que asumimos, por lo que llevamos ya 466 detenidos. Es decir, que venimos haciendo un trabajo muy fuerte. Todos los allanamientos que se han hecho por las cuatro fuerzas, la Policía Federal, la Gendarmería, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y Prefectura han sido muchos y hemos entrado en todas las casas en donde la Justicia nos ordenó", precisó.

Con respecto al envío a Rosario de efectivos federales prometido por el Presidente, el ministro señaló que "ya se mandaron 575 efectivos, que son los que están actuando ahora, y que en diez días habrá mejores condiciones para tener más efectivos en la zona".

Por otro lado, el ministro de Seguridad se refirió a las críticas dentro del oficialismo hacia el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Al respecto, Aníbal Fernández consideró que “es muy grave lo que sucede” porque “los ataques no son para Guzmán, sino que son para Alberto”.

“Guzmán no tiene poder político por sí solo, sino que se lo da Alberto. Es el Presidente el que toma las decisiones finales como en su momento lo hizo Néstor (Kirchner) y después Cristina (Kirchner)”, sostuvo el funcionario.

“Se debe entender que el ministro de Economía lleva adelante políticas públicas que define el Presidente, no hace lo que él quiere, si lo hiciera, ya no estaría”, dijo el ministro y agregó: “Las soluciones no son mágicas, aquel que no le guste, debería dejar el camino libre y correrse”.