La cuarentena estricta por dos semanas o diez días parece ser la única solución al colapso sanitario y la meseta alta de nuevos casos de coronavirus en la provincia. En esta ocasión, el gobernador de Santa Fe tiene una carta bajo la manga para garantizar el retorno de la nueva normalidad tras los días de encierro: el avance del plan de vacunación.

La inmunización de santafesinos avanza a buen ritmo, y si se intensifica el operativo antes de finalizar el complicado mes de mayo, podría llegar al  millón de personas inoculadas con primera dosis en junio .

Hasta el momento, el Ministerio de Salud de Santa Fe ya vacunó con al menos una dosis a  634.446 personas y este lunes se retomó la inmunización de mayores de 60 años tras la llegada de  39 mil primeras dosis de vacunas Sputnik V. Además, 171.087 santafesinos ya completaron su cronograma de inoculación y otras 46 mil segundas dosis serán aplicadas en los próximos días.

“La idea es poder llegar a vacunar en todo el territorio provincial a personas de 60 años y además completar el esquema de grupos de riesgos”, afirmó este lunes el secretario de Salud provincial, Jorge Prieto.

A pesar del buen ritmo de vacunación que se sostuvo hasta el momento, la garantía que tienen las autoridades provinciales y nacionales para implementar una cuarentena estricta por dos semanas y después eliminar las restricciones está por llegar al país.

Según Página/12, la primera partida de la vacuna Oxford / AstraZeneca, cuya parte esencial se fabricó en la Argentina, llegará al país desde Estados Unidos entre el próximo jueves y el viernes próximos. Serán alrededor de un millón dosis y es parte del total de 3.960.000 dosis comprometidas para antes de fin de mes. 

En tanto, el mismo viernes arribarán  otras 861.000 vacunas, también de Oxford / AstraZeneca, provistas por el programa Covax de la Organización Mundial de la Salud. Estas dosis servirán para completar el programa que dejó incompleto la  covishield.

De esta forma, la Casa Gris tendrá stock para superar la barrera de los 60 años en el plan de vacunación y bajar la cantidad de contagios en la provincia. Además, si el acatamiento a la cuarentena es positivo, la ocupación de camas críticas tendría un respiro importante de cara al invierno.