Parte de la conducción del socialismo en Santa Fe se mostró este martes en Rosario con la fundadora del partido GEN, la ex diputada Margarita Stolbizer y dirigentes de ese espacio y de Libres del Sur. Miguel Lifschitz, Antonio Bonfatti y Mónica Fein asistieron a una conferencia brindada en el hotel de San Martín al 1100 donde ratificaron la vocación de construir un frente común desde el progresismo para la campaña electoral.

Con el cierre de listas a la vista -el 22 de febrero- el Frente Progresista realinea sus sectores. Por eso este martes convergieron los aliados del GEN y los socialistas. Lifschitz definió el encuentro como "el propósito de consolidar un proyecto progresista a nivel nacional y ser parte de la conducción de una alternativa, que es más amplia -el progresismo- pero que debe tener un contenido claro y programático que vuelva a poner al país en desarrollo con inclusión social, en el camino de la economía pero con crecimiento social".

Lifschitz volvió a considerar el apoyo del FPCS al economista Roberto Lavagna, en caso de que se postule para la Presidencia, tal como hizo el mes pasado cuando ambos se dejaron fotografiar en Cariló.

"No es la única posibilidad, pero es uno de los nombres posibles para pensar en un acuerdo que sume a dirigentes de distintos partidos. Puede haber otras alternativas fruto del diálogo con partidos, organizaciones de sociedad civil. Hay mucha voluntad y necesidad de un amplio sector de la sociedad de que surja alguna alternativa ante la polarización del kirchnerismo y el macrismo", vislumbró. 

En tanto, Stolbizer fue requerida acerca del saludo que brindó a los referentes peronistas que se reunieron el fin de semana por el espacio Alternativa Federal. "No nos hicimos peronistas, lo que conformamos es una alternativa progresista que en algún momento pueda discutir o no. Es imprescindible discutir un proyecto de país. Lamentablemente, la campaña se da en un contexto tremenda angustia de los argentinos que están sufriendo el fracaso de este gobierno. Cambiemos no solo no cambió sino que empeoró la herencia recibida. No resolvió ni la inflación, ni la pobreza, y hoy tenemos una situación más complicada. Tampoco fueron lo prolijos y transparentes que habían prometido ser", concluyó. 

"Ya dijimos que no podemos construir con los que denunciamos más de una vez en diversas causas, pero queda claro que tampoco con aquellos que aumentaron en 2.2 millones de personas pobres como consecuencia del desastre de su política económica. Nos dicen que hay que crecer para repartir, nosotros decimos que hay que repartir si queremos crecer. No resolvieron ninguno de los problemas que tenemos, los subestimaron, -como la inflación-, y demostraron impericia, falta de ideas e insensibilidad” definió Fabián Peralta, presidente del GEN.
La intención es ampliar esta convocatoria y mantener periodicidad en las reuniones a las que se irá dando mayor visibilidad y volumen, en todo el país.