Después de los 50 disparos con los que sicarios irrumpieron en la madrugada del último jueves en una cuadra de casas populares en avenida 27 de Febrero casi Circunvalación, todavía hay miedo en la zona oeste. La nueva balacera, que conmovió a la ciudad y mató a Luisana Biagiola, una nena de 13 años, se sumó a estruendosos crímenes que se habían dado pocas horas antes, todos "en modo sicario". Así los describió el Jefe de la Unidad Regional II, Adrián Forni, que admitió la presencia de una disputa territorial de bandas narco por estas horas, en los rincones de la Rosario marginal. En paralelo, diputados provinciales de la oposición y el oficialismo se enredaban por la presencia del ministro de Seguridad, Marcelo Sain, por una convocatoria a la Legislatura para este viernes, que finalmente no se hizo. Y la discusión mediática tuvo ahora un nuevo episodio, con cruces a través de las redes sociales.

Quien confrontó primero fue Sain, que en su cuenta de Twitter publicó. “La política y la prensa santafecina (sic) es excepcionalmente singular: un ministro pone como condición para ir a la Legislatura a exponer con su equipo ministerial que la reunión sea pública y ante toda la prensa. Y algunos periodistas y políticos lo toman como una mezquindad política”, planteó abriendo un hilo en la red social del pajarito. 

 

Marcelo Fabián Sain on Twitter

 

En el siguiente Tweet, hubo dardos para la oposición: “¿Y la trasparencia republicana? ¿Los “progresistas” (sic) no dijeron que no conocían la política de seguridad existente e implementada? ¿Y porque no querían que la exponga ante la sociedad y la prensa? ¿ A qué le teme Miguel Lifschitz?”.

Fuentes del Frente Progresista en la Legislatura dijeron a RosarioPlus: “¿El ministro habló por Twitter? La respuesta fue por la misma vía. Pero lo que queda claro es que hubo cinco muertos en 48 horas en Rosario y la puesta en escena de Saín sobre si iba o no a la Legislatura terminó desviando la atención. A volver a la realidad que las balas siguen”. 

 

Joaquín Blanco on Twitter

 

El diputado provincial frentista Joaquín Blanco respondió en las redes con la misma línea: “Todo un gobierno repite como un coro ‘a qué le teme Lifschitz’, buscando una coartada que justifique la inconsistencia de sus argumentos. Se les nota mucho la intención por desgastar su figura, mientras la paz y el orden están cada vez más lejos. Basta de chicanas. La campaña electoral se terminó hace rato. Reconstruyamos el respeto, es necesario el trabajo articulado entre las distintas fuerzas. Sin shows y sin búsqueda de rentabilidad política. Es ahora y con todos la unidad institucional en la lucha contra el delito”.

El ministro Saín había dicho: “Nunca haría un show mediático porque no lo necesito, como otros curanderos de la seguridad. No pienso dejar ni una pizca de mi trabajoso prestigio en esta querida provincia, que hoy es mi provincia, mi casa. Pretendía un debate serio y fundado, de cara a la sociedad. No obstante, seguiremos en la lucha contra las mafias protegidas por el bloque histórico de poder y bregando diariamente por la seguridad democrática de nuestra gente”.