El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi, afirmó que en el material que el organismo presentó a la jueza federal María Eugenia Capuchetti hay "una línea que se debe investigar" en la causa que se sigue por el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por ser "miradas completamente antidemocráticas que hacen una apología del uso de la violencia y la criminalidad".

"Formulamos la denuncia y pusimos en conocimiento estos audios porque hay una cantidad de delitos que están configurados en ese material. Creemos que es una línea que se debe investigar. Se debe conocer si existe una vinculación entre el grupo Revolución Federal y quienes llevaron adelante el atentado", señaló Rossi en declaraciones a a una radio porteña.

Y agregó: "No son argentinos disconformes con el rumbo de las cosas. Se trata de miradas que son profundamente antidemocráticas que hacen una apología del uso de la violencia y la criminalidad".

La AFI presentó el miércoles por la tarde una denuncia en el juzgado federal número 5 de Capuchetti, que instruye en la investigación por el atentado a Cristina Fernández de Kirchner, y aportó material sobre grabaciones publicadas en la red social Twitter por dos miembros del grupo Revolución Federal.

En esos registros pueden escucharse amenazas e incitaciones a cometer delitos por parte de un grupo de personas que participan en un foro de discusión y, para el funcionario, esas grabaciones podrían vincularse con el intento de magnicidio a la Vicepresidenta.

Los audios presentados corresponden a una transmisión en vivo realizada el 26 de agosto de 2022 por el grupo Revolución Federal que fue convocada bajo el título "¿hay que pudrirla?".

En ese ámbito de discusión participaron dos integrantes de esa organización, Jonathan Ezequiel Morel, de 23 años, y Franco Ezequiel Castelli, de 26 años.

En uno de los registros se menciona la posibilidad de que alguien se infiltre entre los simpatizantes de la Vicepresidenta para hacerla "pasar a la historia", en referencia a la intención de cometer un magnicidio.

"Si hay alguien que te dice una semana antes lo que va a pasar, me parece que hay que tenerlo en cuenta al momento de la investigación", remarcó Rossi.

Además, el funcionario sostuvo que los audios que trascendieron públicamente son "los momentos más contundentes" de una conversación de casi dos horas.

"Creemos que en todas las declaraciones de los audio se constituyen delitos. Nosotros tenemos la obligación de denunciar estos hechos", explicó aseguró Rossi.

Para el exministro de Defensa, la investigación debería profundizarse hacia otras líneas de investigación y sostuvo que la política argentina "no debería ser la misma después de lo que sucedió con Cristina" el pasado 1 de septiembre.

"Es bueno ver qué pasa en los países centrales donde existen grupos extremistas de derecha violentos que surgieron y en algunos casos son una nueva variante del neo nazismo. El tatuaje del sol negro que uno ve en Fernando Sabag Montiel (identificado como el autor del intento de homicidio a la exmandataria) está identificado con esas organizaciones", observó Rossi.