Las balaceras se convirtieron en una problemática compleja, y su resolución y prevención requieren de procedimientos rigurosos y calificados. Por esto, el Ministerio Público de la Acusación creó una Unidad Especial que se encarga de investigar los ataques con arma de fuego a propiedad o personas.

A pesar del entramado de múltiples factores que posee el fenómeno, surgen algunas propuestas que buscan simplificar y banalizar la situación. El edil Miguel Tessandori, del bloque Volver a Rosario, presentó una iniciativa en el Concejo Municipal para implementar un sistema de detección y transmisión de la ubicación de disparos de arma de fuego.

“Se trata de un sistema que detecta y transmite la ubicación de disparos u otras armas de fuego mediante sensores acústicos, vibratorios, ópticos o potencialmente de otro tipo, así como una combinación de dichos sensores”, indica la iniciativa del concejal y periodista deportivo.

También expresa que “sistemas de ese tipo se han puesto en marcha en ciudades de EE.UU. con resultados positivos en lo que hace a la velocidad de respuesta ante hechos violentos y en la consecuente economía de recursos policiales”.

Desde el bloque Volver a Rosario, integrado por Valeria Schvartz y Tessandori, detallaron otros aspectos del funcionamiento del sistema propuesto y las mejoras que generaría su implementación: habida cuenta que solo se denuncian el 20 por ciento de los incidentes que se producen, responder a una mayor cantidad de los mismos; mejorar los tiempos de respuesta en las escenas de los hechos para ayudar mejor a las víctimas, encontrar testigos y localizar evidencia clave para identificar y enjuiciar a los autores.

A la vez, al integrarse con otros dispositivos, las alertas de disparos permiten que las cámaras apunten y acerquen la imagen hacia el incidente, se muestre la ubicación de los disparos en el mapa delictivo en tiempo real y los datos se puedan configurar para que se transfieran automáticamente a herramientas de análisis de delitos. En este sentido, se destacó que las alertas de disparo verificadas en 60 segundos permiten respuestas rápidas y precisas.