El último escollo de Omar Perotti en la Legislatura fue sorteado al lograr la aprobación de la ley tributaria pero con una poda de un artículo importante que le dejaron un sabor amargo. Incluso sus senadores rechazaron las modificaciones. 

Terminó quedando en claro que el gobernador no logra dominar la Legislatura. En Diputados, el destino de sus iniciativas queda a merced de la mayoría automática del Frente Progresista. Con apenas siete diputados y diputadas de un total de 50, la rosca se arrastra desde el Senado como forma de llegar con la cuestión medianamente ablandada.

Sin embargo, cuando hay cuestiones en las que el Frente Progresista no cede, el oficialismo tiene sus costos. Así sucedió con la ley tributaria, un proyecto medianamente aceptado por todos los espacios pero con un punto de discordia. 

 

marcos corach on Twitter

 

El artículo 8 disponía el cobro de Ingresos Brutos a las plataformas digitales y servicios de streaming, pero, como es casi imposible cobrarle a una empresa radicada en el exterior, como es Netflix, la oposición entendió que por más aclaración que se haga en el artpículo , el pago terminaría siendo trasladado al usuario.

"Había un fuerte aumento tributario para el streaming de video, estaba la idea de recargar con un impuesto provincial a quienes mira series en su casa. Lo frenamos porque queremos saber si le van a cobrar a la empresa o a los usuarios, y cuánto", sostuvo el socialista Joaquín Blanco.

En el mismo artículo se gravaba también al juego online, recientemente adjudicado por decreto a los casinos de Rosario, Melincué y Santa Fe. Justamente de esto se tomó el Frente Progresista para oponerse al artículo: argumentan que no se puede regular algo que no está legalmente instrumentado. En otras palabras, quieren que se adjudique por ley.

Se aprobó la ley y se giró al Senado, con el rechazo de solo cinco diputados: Amalia Granata de Somos Vida, el bloque de Carlos Del Frade y  Dámaris Pacchiotti , y el de Rubén Giustiniani y Agustina Donnet .

En la Cámara Alta se trató sobre tablas. Si se pretendía volver a modificar debería lograr los dos tercios de los votos, pero con mayoría simple le daban la sanción definitiva al proyecto que volvió con cambios del Frente Progresista. Así fue gracias a los siete votos radicales, el rechazo del bloque perottista Lealtad de seis senadores, y la abstención del bloque que conduce Traferri.