El jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, estuvo este viernes en Rosario y remarcó que en el espacio Alternativa Federal tienen “claro que corremos de atrás” en los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales de 2019 pero, enfatizó, “asumimos el desafío”. Insistió entonces con reunir más apoyos.

“Tenemos claro que corremos desde atrás, pero asumimos el desafío”, afirmó Massa para explicar que el objetivo de su fuerza es “unir a los argentinos”.

El bonaerense también propuso constituir un amplio frente de fuerzas políticas –que en Santa Fe incluye al justicialismo y al socialismo- porque, sostuvo, “necesitamos de todos para competir o para gobernar a partir de diciembre de 2019”.

“Apostamos a incorporar a partidos progresistas, socialistas, partidos provinciales”, dijo Massa, para ampliar que “en definitiva, pensando en diciembre de 2019, acá la discusión es unir a los argentinos en un camino distinto al que recorre este gobierno en materia económica”.

Además, cuestionó a la Casa Rosada al señalar que “el gobierno nos juega permanentemente a la trampa de «es esto o volver al pasado»”.

En esa línea explicó que “me hace acordar mucho a (el ex ministro de Economía José Alfredo) Martínez De Hoz y a (Domingo) Cavallo, que planteaban 'es esto o el abismo'”.

“Así destruyeron por ejemplo el cordón industrial de Rosario y a todos los jubilados de este país”, dijo luego.

Massa visitó en Rosario una fábrica de aceros y dos laboratorios “con fuerte compromiso social que investigan enfermedades neurodegenerativas y fomentan la federalización y la internacionalización de la ciencia argentina”, según explicó en su cuenta de Twitter.

Massa aclaró que, al menos por ahora, no piensa ligar Alternativa Federal, el espacio que comparte con el senador Miguel Pichetto y los gobernadores salteño Juan Manuel Urtubey y cordobés Juan Schiaretti, con la ex presidenta Cristina Fernández.

“Nosotros estamos construyendo lo nuestro, no sé quién va a ser el candidato de Unidad Ciudadana”, cerró.