El único combate que libró San Martín en territorio argentino fue acá nomás, en San Lorenzo. Y cada año el 3 de febrero, se le rinde homenaje importante, a modo de fiesta popular. Pero esta vez, la pandemia modificó protocolos. Hubo distanciamiento, un acto más breve y una presencia reducida de público en el Campo de la Gloria, en la celebración encabezada por el gobernador Omar Perotti y el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi. Del gabinete del rafaelino, también estaban el flamante titular de la cartera política, Roberto Sukerman y la responsable de Medio Ambiente, Erika Gonnet. El intendente local, Leonardo Raimundo, hizo de anfitrión. La vicegobernadora, Alejandra Rodenas, fue otra de las presentes. Y la ausencia que no pasó desapercibida fue la del senador departamental e histórico referente de la política local, Armando Traferri. 

A Sukerman y a Gonnet se los vio con muy buen diálogo e intercambiando agendas. En diálogo con Sí 98.9, el nuevo ministro de Gobierno destacó el diálogo que se abrió por la autonomía de municipios y comunas. “Hay localidades que tienen que ir a las urnas cada dos años a elegir la presidencia comunal, es un disparate”, dijo. Y aseguró que el año electoral no debería ser límite para avanzar con la reforma en este tema. 

Los discursos oficiales recordaron la epopeya sanmartiniana y marcaron las dificultades del presente, en tiempos de pandemia y de problemas económicos. Y en las declaraciones a la prensa, tanto Perotti como Sukerman ensayaron una respuesta parecida ante las consultas por las balaceras y la inseguridad: "Doce años no se resuelven en un mes ni en un año", dijo el gobernador en alusión a la herencia recibida. Su ministro de Gobierno había defendido antes de la gestión de Marcelo Saín y había planteado que "se venía muy mal en el tema, lo veo yo desde que fui concejal en Rosario. Por algo el gobernador tuvo que cambiar varias cúpulas policiales en su primer año de gestión". A sabiendas de que el tema es central en la agenda ciudadana, Agustín Rossi organizó su agenda para poder estar en Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán, adonde se sumó más personal en las últimas semanas, porque hay buen nivel de producción de armas y chalecos antibala. "La provincia de Santa Fe nos acaba de comprar 15 mil chalecos, sabemos que es un tema urgente", le dijo a Radio Sí.        

Mientras se desarrollaba el acto, en la esquina del Convento en el que San Martín preparó sus tropas, los obreros despedidos de la fábrica Guerrero y sus familias desplegaban un pasacalle, escoltados por varios policías. La bandera pedía soluciones y los carteles decían: “Queremos trabajar. No queremos mendigar”. Fuentes del gobierno provincial confirmaron a RosarioPlus que no llegó a haber contacto de los empleados con Omar Perotti. 

 

Los trabajadores despedidos de Guerrero.
Los trabajadores despedidos de Guerrero.

 

A pocos metros, había otra protesta que buscaba ser escuchada por las autoridades. Un grupo de militantes, más preocupado por el medio ambiente que por cantar "honor, honor al gran Cabral", aprovechaban los espacios entre cada estrofa de la marcha de San Lorenzo, para  gritar “Ley de Humedales ya!!!”. Mientras tanto, desplegaban un pasacalle con la leyenda “Cuando la patria está en peligro, está permitido todo excepto no defenderla” y dos chicas vestidas de verde caminaban muy lentamente a su lado, para luego tirarse al piso como parte de la puesta en escena. "Representan la lentitud en sancionar la Ley", explicó una de las manifestantes al móvil de Radio Sí.  

 

La protesta por Ley de Humedales.
La protesta por Ley de Humedales.

 

También por la 98,9, Patricia Dibert entrevistó unos minutos después al ministro Agustín Rossi y le preguntó por el tema: “Creemos que todas las herramientas que permitan proteger al medio ambiente deben ser tomadas por los Estados. La ley, como cualquier otra, podrá ser perfectible, pero la necesitamos. Es una norma que nos permitirá avanzar y para eso debe tener tratamiento rápido, para que Nación y las provincias podamos actuar. El desafío que tenemos es prevenir, porque en Rosario en la zona de islas ha pasado algo que no podemos olvidar. Nos da bronca cuando hay incendios y angustia, pero no podemos esperar a que vuelva a suceder sin actuar antes”. 

Consustanciado con la batalla contra el Covid por el protagonismo de las Fuerzas Armadas en el Plan de Vacunación y las acciones de asistencia durante la pandemia, Rossi le destinó unas palabras a la oposición, tras publicarse en la revista especializada “The Lancet” el nivel de efectividad de la Sputnik V superior al 90 por ciento: “¿Adónde se van a meter ahora todos lo que hablaron en contra de la vacuna? Tuvieron prejuicios tan obtusos y con tanta anteojera, que les impidió ver que este laboratorio ruso es el mismo que desarrolló la vacuna contra el ébola. Espero que esto sirva de reflexión a los que se oponen por oponerse, porque quedan en ridículo. Pero más allá de ellos, nosotros avanzamos. Ayer el presidente habló con Putin y le comunicó que seguirán llegando las dosis de vacunas”.