El bloque del PTS - Frente de Izquierda Unidad encabezado por el diputado nacional Alejandro Vilca junto al referente del PTS - FITU de Santa Fe, Octavio Crivaro, presentó un pedido de informe en el Congreso de la Nación por las quemas en los humedales al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Social encabezado por Juan Cabandié. El proyecto también lleva la firma de los diputados Myriam Bregman y Nicolás del Caño.

La iniciativa se dirige al Poder Ejecutivo Nacional y específicamente al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Social con motivo de “la gravísima situación de quemas de islas frente a la ciudad de Rosario, en la provincia vecina de Entre Ríos, que ya arrasaron con 800.000 hectáreas, el equivalente a 44 veces la ciudad de Rosario”. Piden información respecto a las medidas adoptadas por el ministerio ante las denuncias de las quemas, sobre los gastos realizados para combatir el fuego o si hubo subejecución del presupuesto así como también si cuentan con información sobre empresas o propietarios de tierra que hayan dañado el medioambiente.

El diputado Alejandro Vilca se refirió al respecto: “La situación es preocupante. El ataque al medioambiente no es un hecho aislado: lo vimos en Chubut, en Mendoza, en San Juan. Allí los empresarios y el poder político se pusieron de acuerdo en una política extractivista y sólo lo frenó la lucha del pueblo en defensa de la tierra y el agua. Las quemas en el Delta no son un hecho aislado: se inscriben en la política extractivista del gobierno nacional que da rienda suelta a que empresarios y propietarios de tierra destruyan nuestras tierras, nuestros ríos, nuestra agua. En esta misma cámara los bloques mayoritarios del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio permitieron que la Ley de Humedales perdiera estado parlamentario”.

A su vez Octavio Crivaro dijo: “En Rosario, Villa Constitución, el cordón de San Lorenzo, y varias localidades de Santa Fe se volvió una imagen cotidiana el humo, el dolor de garganta y de cabeza por la contaminación del aire, los animales y aves huyendo del fuego. Antes mirábamos al río y del otro lado veíamos el verde vivo de los humedales. Ahora es un paisaje triste y marrón, seco por el fuego que quemó todo. Pasaron 3 años desde que empezaron las grandes quemas y aún no hay un solo responsable. No es creíble. Así como tampoco es creíble la preocupación que alguna vez dijo tener Perotti. Él es uno de los principales aliados de Bordet, el gobernador de Entre Ríos. Ambos son cómplices por omisión de todo lo que está pasando y al igual que el gobierno nacional sostienen políticas extractivistas y dañinas con el medioambiente, como se puede ver hacía el campo donde fumigan con tóxicos contaminando la tierra y dejando atrás un elevadísimo número de personas con afecciones cancerígenas. Todo esto tiene que parar. Hay que defender los humedales y nuestro planeta".